Películas de terror para pasar miedo en Halloween mientras disfrutas de tus aperitivos La Montaña Gourmet

27 Oct 2017 curiosidades No hay comentarios

Este fin de semana pre Halloween, te sugerimos un plan para ir abriendo boca; coger la manta,tumbarte en el sofá, tener patatas fritas y aperitivos La Montaña Gourmet bien a mano, y pasar un mal rato con algún film de terror. Te recomendamos 17, estrenados en los últimos años, que deberían lograr que te vayas esa noche a la cama con ganas de dejar la luz de la mesita de noche encendida.

 

‘It’ (Andrés Muschietti, 2017)

La gran obra de Stephen King sobre la necesidad de crecer, y el miedo a haberlo conseguido, ha vuelto a adaptarse en esta aventura repleta de sustos y mal rollo. Súbete a este engrasado tren de la bruja para gritar sala tras sala.

‘Déjame salir’ (Jordan Peele, 2017)

Y llegó Jordan Peele, la mitad del descacharrante ‘Key & Peele’, y rodó la mejor película de terror de 2017. Es más, ha tenido que ser un cómico el que muestre por primera vez los terrores del nuevo racismo buenrollista, el de aquellos que votaron a un tipo moreno y, por lo que sea, ahora no ven con malos ojos el bando naranja. No al menos en la intimidad. Una película que te mantendrá durante hora y media como al tipo de la imagen, una recomendación ad eternum.

‘Expediente Warren: El caso Enfield’ (James Wan, 2016)

La Monja o el Hombre Torcido (al que encarna el actor español Javier Botet) protagonizarán tus pesadillas tras ver la secuela de la exitosa ‘Expediente Warren: The Conjuring’, también en esta lista. James Wan mantiene personajes, cambia de suceso pero llega incluso a superarse demostrando nuevamente su maestría a la hora de filmar el terror y de fabricar sustos que no son tramposos y sí muy efectivos. Una maliciosa delicia de visionado obligatorio.

‘No respires’ (Fede Álvarez, 2016)

Puede parecer sencillo robarle a un ciego. Pero si ese ciego tiene formación militar y el resto de sentidos hiper desarrollados, prepárate para pasar una de las peores noches de tu vida. Es lo que cuenta este espeluznante thriller que aglutina más tensión que una clase de natación con los Gremlins. El uruguayo Fede Álvarez, también en la lista con el remake de ‘Posesión Infernal’, se consagra como uno de los nombres más interesantes del cine de género actual.

‘La invitación’ (Karyn Kusama, 2015)

La premisa ya de por sí da mal rollo, porque que la loca de tu ex (literal en la película lo de loca) te invite a una cena con amigos para presentarte a su nueva pareja, ya de entrada no es plato de buen gusto. Si después descubres que aún está peor de lo que estaba cuando lo dejasteis, y que una secta le ha sorbido la poca razón que le quedaba, la velada puede convertirse en una enfermiza pesadilla. Ganó el Festival deSitges en 2015.

‘Green Room’ (Jeremy Saulnier, 2015)

Esto dará miedo hasta a los más machotes. Y es que, ¿quién no se acojonaría (con perdón) si fuese perseguido por una banda de skin-heads neonazis con pocas ganas de dialogar y muchas de hacerte callar para siempre? Es lo que sufren los componentes de una banda de punk tras un bolo en el peor lugar posible en el peor momento posible. Patrick Stewart, en plan führer de la banda, está apabullante.

‘Babadook’ (Jennifer Kent, 2014)

Probablemente, la mejor película de terror de los últimos 10 años. Un descenso a nuestros miedos más primigenios y, a la vez, una reflexión sobre el duelo. Todo arranca con un viejo cuento, olvidado en una estantería y protagonizado por el Babadook, un hombre oscuro y silueteado que agárrate fuerte si algún día llama a tu puerta. Un niño se obsesiona con sus páginas, aunque quizás con más razón de la que su madre creía al principio.

‘It Follows’ (David Robert Mitchell, 2014)

Si sois de esas personas algo paranoicas que cuando andan solas por la calle de noche imaginan sí o sí que alguien les sigue los pasos, mejor dejad ‘It Follows’ para otra ocasión. La película de terror más singular de los últimos años demuestra que David Robert Mitchell sabe cómo hacernos pasar un mal rato utilizando con maestría todos los recursos de la puesta en escena. Esto es puro cine, y da bastante canguelo.

‘Musarañas’ (Juanfer Andrés y Estaban Roel, 2014)

“Quiéreme, pero no me hagas daño”. Es lo que podría decirle Nadia de Santiago a su “hermana mayor” Macarena Gómez en ‘Musarañas’, la apuesta española del reportaje. Años 50 en Madrid, una joven posesiva y con agorafobia vive recluida en un siniestro piso cuidando (más o menos) de su hermana pequeña. Cuando un accidentado Hugo Silva acuda a su puerta, la mujer no permitirá que se le escape el único hombretón que ha visto de cerca en años. Aunque para ello deba usar métodos poco ortodoxos.

‘Posesión Infernal’ (Fede Álvarez, 2013)

Puestos a hacer un remake, no escatimemos recursos ni nos pongamos finos. La nueva versión de la ‘Posesión Infernal’ de Sam Raimi es una orgía de sangre, gritos, posesiones y muerte. Si no sabéis lo que es la lluvia roja, ‘Posesión Infernal’ os va a empapar en leucocitos. Abstenerse personas con enfermedades cardíacas.

‘Oculus: El espejo del Mal’ (Mike Flanagan, 2013)

Algo tan aparentemente inofensivo como un espejo puede ser el detonador de la peor de las pesadillas. Y es que pensémoslo bien: en teoría, un espejo nos ofrece una imagen fiel a la realidad, un reflejo irrebatible. ¿Pero qué ocurriría si uno de ellos decidiese confundirnos alterando aquello que vemos? El montaje de ‘Oculus’ es una locura, y en su último tercio la película se acerca a una sinrazón tremendamente perturbadora.

‘V/H/S’ (Varios directores, 2012)

Como en aquellas noches de campamento, en las que nos contábamos historias de miedo junto a la hoguera, la franquicia ‘V/H/S’ (de la que ya existen tres entregas, aunque la primera es la más regular) reúne a diversos directores del cine de terror independiente para que reflexionen sobre el miedo y la imagen digital (aunque curiosamente la película se llame VHS). Siete cortos espeluznantes con sangre, sustos y muy mal rollo en los que aprenderás, por ejemplo, que no debes fiarte de la chica tímida y rarita que conoces una noche de fiesta.